Covid-19: “XE”, la nueva variante que preocupa a la OMS

Recombinante. La variante Ómicron XE es una recombinación de las subvariantes BA.1 y BA.2.
Recombinante. La variante Ómicron XE es una recombinación de las subvariantes BA.1 y BA.2.

Es una recombinación entre las subvariantes BA.1 y BA.2 de Ómicron y sería aún más contagiosa que ellas. Preocupación de los expertos por el cierre de varios programas de vigilancia epidemiológica.

Las mutaciones del Sars-Cov-2 sigue a la orden del día. Las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se mostraron preocupadas por una nueva variante, conocida como Ómicron “XE”.

Es una recombinación entre las subvariantes BA.1 y BA.2 de la variante Ómicron. Sería aún más contagiosa que estas dos versiones del virus, que ya son las dominantes en todo el planeta, tras desplazar a Delta desde fines de 2021.

VERSIONES RECOMBINANTES

Las variantes del Sars-Cov-2 más conocidas surgieron como un nuevo patógeno a partir de la versión original. Pero desde hace algunos meses los expertos comenzaron a detectar versiones recombinantes.

Se trata de combinaciones de dos variantes ya existentes. Fue el caso de la llamada “Deltacron”, con mutaciones de Delta y Ómicron.

Según un informe reciente de la Agencia de Servicios de Salud del Reino Unido, existen dos versiones de “Deltacron”, llamadas XD y XF. Pero estas recombinaciones no han tenido impacto en la salud de ningún país.

“XE” sí encendió las alarmas en ese país europeo, donde ya se detectaron 600 casos, en el medio de un rebrote de la pandemia, que no se puede mensurar del todo, debido a cierra de varios programas de seguimiento.

Las variantes recombinantes pueden surgir de pacientes que se contagian con dos o más versiones del virus. Su organismo es el caldo de cultivo para que se produzca la fusión.

ÓMICRON XE ES MÁS CONTAGIOSA

“Las estimaciones iniciales indican una ventaja en la tasa de crecimiento en la comunidad de 10% en comparación con BA.2, pero este hallazgo requiere una confirmación adicional”, dice un informe de la OMS.

Cabe recordar que la subvariante BA.2 es la más transmisible de las versiones del Sars-Cov-2 y uno de los virus más contagiosos de la historia.

La incógnita es saber por qué es más contagioso. Si se debe solo a un mayor capacidad de replicación o si, por ejemplo, tiene un mayor capacidad para eludir la respuesta inmune generada por la vacunación de la población.

“Continuamos monitoreando de cerca todas las recombinantes, de manera rutinaria a través de nuestra capacidad de secuenciación y vigilancia genómica líder en el mundo”, señaló el organismo.

CIERRE DE PROGRAMAS DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA

La advertencia sobre esta nueva versión del coronavirus llega en el medio de una desescalada de los sistemas de monitoreo de la pandemia en varios países claves en la vigilancia del coronavirus.

Entre ellos, está Reino Unido que canceló el programa de testeos gratuitos y también pausó el monitoreo en las aguas residuales y el rastreo de contactos.

Este país fue un ejemplo en vigilancia epidemiológica. De hecho la mayoría de las variantes del coronavirus fueron detectadas por Reino Unido.

No solo se secuenciaba el genoma de personas con síntomas y hospitalizadas, sino que todos los meses también tomaba muestras al azar entre la población. Esto último dio la posibilidad de detectar nuevas variantes y brotes entre la población mucho antes e incluso sin saber que las personas estaban enfermos.

Dinamarca, otro país con una excelente vigilancia epidemiológica, también redujo su programa de testeo y vigilancia.

Argentina también va camino a una vigilancia centinela solo en los hospitales y de casos con cuadros clínicos.

Fte: LaVoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.